castellano  |  valencià
Ok
Inicio Ayuntamiento Servicios municipales Ciudad Actualidad Agenda Oficina virtual
FAIL (the browser should render some flash content, not this).
 
 
SÍNTESIS HISTÓRICA
 
Historia
 
14 Detall d\'arc de mig puntLos vestigios arqueológicos más antiguos de Moncada están localizados en el oppidum íbero de El Tos Pelat, y nos permiten hablar de un asentamiento humano del siglo VI antes de Cristo. Se trata de una ciudad íbera abandonada e incendiada a mediados del siglo IV aC (actualmente en proceso de investigación). Sin duda fue el primer asentamiento urbano de la comarca de L'Horta Nord, muy anterior a la propia ciudad de Valencia. También dentro del término moncadense se han localizado dos villas rústicas romanas, Les Paretetes dels Moros, en la partida del Bordellet y El Pouatxo, esta segunda famosa por ser el lugar donde en 1920 se descubrió el mosaico de Las Nueve Musas, que representa a las nueve hermanas del dios Apolo provistas de sus respectivos atributos. Todos los indicios señalan que estas villas estuvieron en funcionamiento entre los siglos I y IV dC. Ambas son la evidencia material de una intensa ocupación del territorio en la época romana imperial al norte de la ciudad de Valencia (la antigua colonia latina Valentia, fundada en el año 138 aC.). Obviamente la ocupación del territorio implicó una fuerte romanización de la población existente, los íberos. Del período visigodo, es decir, desde el final del imperio romano de Occidente (s. V dC.) hasta la llegada de los musulmanes a la península ibérica a principios del siglo VIII, de momento no tenemos datos, el lugar más próximo donde se han encontrado evidencias de esta fase histórica está situado en la antigua villa romana de L'Horta Vella de Bétera, 4 km al oeste de Moncada (en proceso de excavación arqueológica).
 
 
Hasta hace pocos años el poblamiento rural de época islámica en la comarca de L'Horta Nord, era casi nulo. Además de la alquería de Bofilla (Bétera), situada en el límite oeste de la comarca, nunca habían sido documentados restos arqueológicos de esta cronología, este panorama ha cambiado en los últimos años y ahora sabemos que el cementerio de la alquería islámica de Moncada se ubicaba en la calle Barreres en el cruce con San Roque y las casas musulmanas estaban alrededor de la plaza Madre Francisca de la Concepción o Ravalet. Por otra parte, sabemos a través de las fuentes escritas medievales (La Crónica o Llibre dels Fets de Jaime I), que la alquería de Moncada disponía grosso modo de un sistema defensivo consistente en una gran torre "de les millors de tota l’Horta ", según la narración medieval, rodeada por un recinto amurallado no demasiado grande, el albacar, donde se refugió la gente el año 1235 cuando la alquería fue asaltada por la hueste de Jaime I poco antes de conquistar Valencia. Uno de los hechos más trascendentes de la historia de Moncada fue la conquista cristiana, ya que los antiguos pobladores fueron expulsados y a los pocos años, tras varios intentos de repoblación, hubo un nuevo asentamiento19 Ajuntament con cristianos viejos bajo el dominio de la Orden del Temple. El 29 de mayo del año 1248 es otorgada la primera Carta de Población que consolida definitivamente la repoblación y se configura un importante señorío territorial y jurisdiccional. Medio siglo permanecerá la Orden del Temple en Moncada, en el año 1312 el papa Clemente V la disuelve por un decreto apostólico (bula Vox clamantis del 22 de marzo de 1312). En 1319 se crea la Orden de Montesa y la bailía de Moncada pasará a estos nuevos propietarios. Moncada se convierte en centro habitual de celebración de los Capítulos Generales del Orden de Montesa. Durante la guerra de la Unión, acaecida en el antiguo Reino de Valencia en 1348, el ejército real al mando de don Pedro de Jérica se apodera de Moncada, en ese momento en manos de los unionistas. Acampadas en Moncada las fuerzas reales proyectan y organizan la batalla de Mislata que pondrá fin a la guerra. 
Otra fecha importante para el sentimiento religioso de los moncadenses es el año 1388, año en que nació Inés Pedrós Alpicat, conocida más tarde como la Venerable Inés de Moncada. Del siglo XV hay que destacar el acontecimiento que supuso la estancia del rey Martín I en Moncada el año 1403 y que el rey Fernando el Católico en 1481, mediante reescripto, erigiera en la iglesia de Moncada la cofradía de la Virgen de los Desamparados. En cuanto a la economía, Moncada se convierte en uno de los principales proveedores de material de construcción de la ciudad de Valencia. En el siglo XVI, durante la guerra de las Germanías, Don Diego Hurtado de Mendoza, virrey de Valencia, realiza una gran parada militar que aleja los agermanats del lugar. A finales del siglo XVI el señorío de la Orden de Montesa en Moncada entra en declive. El rey Felipe II se confisca las rentas de la Orden asumiendo el título de gran maestre de la misma y en virtud de esta disposición la bailía es incorporada a la Corona. A finales del siglo, Benifaraig se separa de la bailía, comienza así su desmembramiento. El siglo XVII es un siglo de crisis, la expulsión de los moriscos en 1609 convulsionó todo el país, Moncada, al no estar habitada por moriscos no sufrirá la merma de población pero si la repercusión económica que supuso. De nuevo el siglo XVIII se inicia con conflicto bélico y Moncada de nuevo participa en la Guerra de Sucesión. En 1706 el ejército borbónico, al mando del conde de las Torres, establece aquí su cuartel general. Este acuartelamiento duró relativamente poco ya que el general austracista Joan Baptista Basset le obliga a huir.
 110 Casa de la BatliaEl siglo XVIII es el momento en que el antiguo dominio señorial se acaba definitivamente. En 1750 el rey Fernando VI dicta un decreto en virtud del cual los bienes de todas las órdenes militares y por tanto los de la antigua bailía de Moncada, quedan sujetos a un Consejo General Administrador que absorbe todas las facultades que ésta tenía. El 26 de agosto se acuerda la extinción de los cargos de capitán y batle de Moncada. En este momento se independizan de la bailía los lugares de Carpesa, Borbotó y Massarrojos. Si en lo político la situación cambió radicalmente, en lo económico tuvo que repercutir positivamente. Si el incremento de la población se puede considerar un síntoma, sirva como ejemplo que la población pasa de 1.809 habitantes aproximadamente, en 1.760 a 2.250 en 1794 (según Antonio Josef Cavanilles). También es significativo que en la segunda mitad de la centuria y principios del siglo XIX se construyen varios palacios y casas señoriales de las que se conserva algún ejemplo: La Finca Roja o el Palacio de los Condes de Rótova (actualmente Ayuntamiento de Moncada). El siglo XIX también se caracteriza por la conflictividad bélica y política: Guerra de la Independencia (1808-1814), y guerras carlistas. De este segundo episodio dará cuenta el juez de primera instancia de Moncada calificando de "abusos y asesinatos" la llegada de las tropas del general Cabrera a Moncada. Desde el punto de vista económico hay que destacar, por su repercusión social, la fundación de la fábrica de tejidos de seda Garín, dedicada inicialmente a la producción de tisú y colgaduras para ornamentos litúrgicos y otros usos. A mediados de siglo la población es de aproximadamente 2.720 habitantes, a finales del siglo ya son más de 3.500. La primera mitad del siglo XX también fue de gran conflictividad mundial, dos guerras mundiales y la Guerra Civil Española (1936-1939). En 1908 se inaugura el Mercado Municipal, (Mercat Vell) de estilo modernista. Otras obras públicas importantes serán en 1911 la Casa Ayuntamiento en la calle Mayor, sobre el solar de la antigua Casa Consistorial (actualmente sede de la biblioteca municipal en la planta baja y del Museu Arqueològic Municipal en el primer piso). En 1931 se proclama la II República Española, que es muy celebrado en Moncada. En 1936 se inaugura el nuevo matadero municipal, junto a las vías del ferrocarril. Es el año que estalla la Guerra Civil Española, después del alzamiento m15 Batalla-medievalilitar contra la II República, España queda dividida en dos zonas, Moncada se situará en zona republicana. En 1938, el ejército republicano, en un intento de detener la ofensiva fascista del ejército franquista hacia Valencia, construye varias líneas fortificadas inspiradas en la línea Maginot francesa, una de ellas, la de retaguardia, conocida como Línea Puig-Carasol o Inmediata, pasará por el término de Moncada, concretamente en el entorno llamado Mas Blau (próximo al barrio de San Isidro de Benagéber). En este punto se construirán búnkeres, trincheras y galerías subterráneas. Por otro lado, muchas de las masías existentes dentro del término municipal serán colectivizadas durante la guerra para más tarde, terminada la contienda en 1939, ser devueltas a sus antiguos propietarios, por ejemplo la Masía de Moróder. En la actualidad Moncada es una ciudad de más de 21.000 habitantes con gran dinamismo económico y cultural que intenta compaginar el desarrollo y crecimiento urbanístico con la conservación de su patrimonio histórico y herencia cultural.
 
 
16 Segell dels templers 1 17 Creu de Temple RED

 



Patrimonio Arqueológico
Patrimonio Etnográfico
Patrimonio Natural

Ajuntament de Moncada
Ayuntamiento de Moncada, C/ Mayor nº 63, 46.113 (Valencia) - Tel: 961 390 716 - Fax: 961 395 663 - email: info@moncada.es